pnd-trama

PND

La industria es el motor para el desarrollo de nuestro país y, sin dudas, la clave para la generación de empleo genuino. Desde esta mirada consideramos que debemos redoblar los esfuerzos que impulsan a una industria con calidad donde el diseño tiene un rol clave. En ese camino, se consolidó el trabajo que viene llevando a cabo el Plan Nacional de Diseño y se creó la Dirección de Gestión de Diseño e Innovación Productiva. Esta Dirección nace con el objetivo de expandir los alcances del área, generar nuevos vínculos institucionales y consolidar una acción federal.

 

Desde la Dirección de Gestión de Diseño e Innovación Productiva no concebimos al diseño como una herramienta sino como una instancia inherente a los procesos industriales. No se trata de un condimento, un accesorio, sino de una necesidad para cualquier estrategia industrial. Esta razón es la que nos lleva a impulsar políticas de profesionalización del diseño en las empresas y también nos compromete a acompañarlas muy de cerca para que su implementación sea adecuada.

 

El cambio que buscamos es cultural y en tal sentido reconocemos diferentes niveles de incorporación de diseño: desde los más tácticos, como el diseño de una pieza parte, hasta los más estratégicos, como la internalización por parte de las pymes de aquellas metodologías apropiadas para abordar nuevos desafíos vinculados a su competitividad.

 

Cuando el diseño cobra madurez en la empresa y ésta logra abordar sus estrategias incorporando la disciplina, se perciben cambios inmediatos en términos culturales, organizacionales y comunicacionales. Y como consecuencia, en términos de disminución de costos, aprovechamiento de materia prima, reducción del impacto ambiental, apertura de nuevos mercados, reconocimiento de valores de identidad de marca y mejoras en la facturación.

 

Diseño para la producción, diseño para la innovación, diseño para la transformación productiva.